Encontrarás lugares únicos y salvajes sin tener que salir de Europa, una amplia variedad de localizaciones en una isla de apenas 369 kilómetros cuadrados  y con una población en torno a los 24.000 habitantes.

La isla está llena de barrancos profundos llenos de palmeras y una amplia variedad de vegetación, montañas imponentes con colores rojizos, negros y marrones, carreteras y caminos mágicos y misteriosos, playas con arena negra de origen volcánico, con imponentes acantilados con formas caprichosas, rodeados de un inmenso Océano Atlántico, que ofrece unos fondos marinos claros y llenos de vida animal como delfines y ballenas muy fáciles de avistar.

La isla está llena de barrancos profundos llenos de palmeras y una amplia variedad de vegetación, montañas imponentes con colores rojizos, negros y marrones, carreteras y caminos mágicos y misteriosos, playas con arena negra de origen .volcánico, con imponentes acantilados con formas caprichosas, rodeados de un inmenso Océano Atlántico, que ofrece unos fondos marinos claros y llenos de vida animal como delfines y ballenas muy fáciles de avistar.

La isla de La Gomera, cuenta con 90 km. de costa. A lo largo de su litoral, encontraremos innumerables calas y sorprendentes playas situadas entre espectaculares acantilados, de aguas cristalinas y apacibles de arena negra o callao, donde disfrutar del baño en un entorno insólito.

Sus pueblos son pintorescos, con arquitectura colonial, estrechas calles de piedras, donde se respira la tranquilidad y evocan a otros lugares de Sudamérica o incluso África.